Antes de consumir debemos ser conscientes, te compartimos cinco aspectos sobre el consumo inteligente y como puedes implementarlo en tu vida.
Finanzas Personales

5 características sobre el consumo inteligente

Como seres humanos hay ciertas actividades que todos realizamos y que son imposibles de evitar e innegables, una de ellas es el consumo.

Por naturaleza, desde que nacemos y hasta el momento en que morimos somos consumidores, pues independientemente de la edad, género, nivel socioeconómico, ocupación o cualquier otro factor buscamos satisfacer nuestras necesidades, ya sea de alimentación, salud, vestido, vivienda, educación, transporte y por supuesto ocio.

Sin embargo, en ocasiones podemos llegar a consumir bienes y servicios que no son  del todo necesarios, y sin control podemos pasar la línea y ser consumistas.

Una práctica que repercute negativamente a nivel individual o personal en el aspecto financiero y de la salud, pero también a nivel colectivo y ambiental.  

En M2CROWD te compartimos cinco aspectos sobre el consumo inteligente y como puedes implementarlo en tu vida diaria:

1. Siempre hay que informarse

Comprar algún producto o pagar por un servicio genera siempre un impacto que puede ser económico o social, y  como consumidores tenemos derechos y es nuestra responsabilidad saber qué es lo que adquirimos, de qué forma lo hacemos y cuál es impacto que tiene dicho consumo.

2. Pensemos en el entorno

Hoy en día en el mercado existe una gran cantidad de opciones sustentables para casi cualquier producto.

Al ser miembros de una sociedad debemos de ser conscientes del impacto ambiental que genera la forma en que consumimos y aportar nuestro granito de arena para reducir los niveles de contaminación, un aporte que puede reflejarse a nivel personal, local e incluso nacional.

No necesitas ser extremo, a veces una sola decisión como comprar menos vasos o platos desechables cuenta.

3. El consumo y salud van de la mano

Debido a la gran oferta de productos que existen en el mercado se vuelve complicado elegir la opción que más nos conviene, sin embargo, nuestro deber es buscar la opción que se adapte a nuestras necesidades y contribuya a nuestro bienestar tanto físico como mental. 

4. La solidaridad está presente

Entre la oferta de productos que se encuentra disponible siempre tenemos la opción de contribuir y ayudar a aquellos que producen de manera responsable, emprendedores locales y pequeños negocios, esto se verá reflejado en la cadena de valor de los productores más pequeños y las empresas medianas, que son un gran soporte para la economía.

5. La ética también importa

Antes de consumir debemos ser conscientes de lo que deseamos adquirir y con quién, así como los procesos de producción, los valores y el compromiso de las empresas con la sociedad, así como la publicidad que realizan, son factores  importantes que nos ayudarán a decidir y tener claridad sobre que productos se alinean a nuestras necesidades y  nuestros principios. 

Recuerda que cada decisión cuenta cuando adquirimos algo, pues nosotros formamos parte de un sistema de consumo que juntos podemos mejorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *