Medir el riesgo de una inversión nos sirve para conocer que tan viable es obtener una rentabilidad con un instrumento, analiza las variables.
Inversiones

Aprende a evaluar el riesgo de una inversión

En mayor o en menor medida, todas las inversiones conllevan un riesgo, por ello es recomendable conocer cuál es el riesgo de una inversión antes de empezar.

Muchas personas, al comenzar a invertir su dinero, se quedan con la idea de que a partir de ese momento todo se trata de sólo dejar trabajar su capital y en automático comenzarán a generar ganancias.

Lamentablemente esto no es así, y muchos pasan por alto un tema tan
importante como lo es el riesgo, es decir, la probabilidad de perder dinero en lugar de ganarlo.

Medir el riesgo de una inversión nos sirve entonces para conocer cuán viable es obtener una rentabilidad con dicho instrumento. Esta tarea depende del análisis de diferentes variables, aunque hay formas más simples de identificar el riesgo y así poder tomar una decisión.

A continuación, te mencionamos tres factores que debes evaluar para determinar el riesgo de tus inversiones:

Revisa las variaciones históricas

La volatilidad es la rapidez y magnitud con que cambian los precios de un activo. Si hay muchos cambios durante un año, pero estos cambios son pequeños, hay una volatilidad baja; si las diferencias en su precio han sido mayores en el mismo tiempo, la volatilidad es mayor.

Para hacer esta medición puedes utilizar hojas de cálculo y realizarlo de forma simple con una fórmula; este número te dará un indicio de lo que puedes esperar si inviertes en dicho activo, y en cuánto tiempo puedes ver algún retorno.

Analiza los factores externos

La volatilidad es provocada por factores como el tipo de cambio, las tasas de interés y los movimientos del mercado.

Tener un panorama claro y actualizado de estas variables es clave para evaluar cómo pueden comportarse tus inversiones a corto y mediano plazo, y así, tomar una mejor decisión.

Revisa los plazos

En términos generales, a mayor plazo tienes más posibilidades
de mejorar tu rendimiento.

Al mismo tiempo, mientras más prolongado sea el plazo de tu inversión, deberás mantenerte atento siempre a los movimientos del mercado y otras variables durante ese tiempo para sortear diferentes riesgos, por lo que será una tarea de tiempo completo.

Con el tiempo pueden presentarse otros factores que quizás no hayas tomado en cuenta al principio, así que considera seguirte informando durante este proceso.

Por último, debemos señalar que el riesgo no es siempre algo negativo, o necesariamente algo malo.

Por regla general, una inversión de alto riesgo también genera mayores
rendimientos, contrario a una inversión de bajo riesgo. A

sí que no descartes algunas oportunidades cuando se te presenten, cuidando siempre de contar con un respaldo en un portafolio diversificado.

No olvides revisar las opciones para invertir que M2CROWD tiene disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *