Otros temas

Utiliza a tu favor el efecto Zeigarnik para mejorar tus finanzas

William James, fundador de la psicología emocional decía: “Nada cansa más que el recordatorio constante de la tarea sin acabar” y es que pensar constantemente en todo lo que hemos dejado pendiente puede impedirnos avanzar e incluso conciliar el sueño. Si esto te está ocurriendo es posible que sufras del efecto Zeigarnik. 

Entramos en la recta final del 2019 y además del anhelo de tomar unas vacaciones para disfrutar en compañía de amigos y familiares de las fiestas decembrinas, en nosotros podría aparecer un sentimiento no muy agradable que tiene que ver con los objetivos no cumplidos. Si bien esta sensación no es necesariamente exclusiva de esta época, sí se incrementa ante la “necesidad” de cerrar ciclos con la entrada de un nuevo año.  

¿El efecto qué? 

El efecto Zeigarnik se basa en las motivaciones de terminación y define la tendencia a recordar tareas inacabadas o interrumpidas con mayor facilidad que las que han sido completadas. Su nombre deriva de los experimentos realizados por la psicóloga Bluma Zeigarnik, quién se interesó por este fenómeno al observar cómo un camarero era capaz de recordar fácilmente una larga lista de pedidos pendientes y, sin embargo, difícilmente recordaba los platos que acababa de servir.  

¿Cómo utilizar a tu favor el efecto Zeigarnik

Por lo general los seres humanos nos llevamos mal con la incertidumbre, con todo aquello que no controlamos, y no nos gusta dejar algo a medias bajo ningún contexto. Pero ¿qué pasa cuando termina la segunda temporada de nuestra serie favorita y sabemos que aún quedan unos meses para que se estrene la tercera? Esas ganas de saber cómo “continuará…” el próximo capítulo para resolver nuestras dudas sobre la trama, responde al lado positivo del efecto Zeigarnik que nos impulsa a saber más. 

Trasladado a nuestra vida diaria, lo que el efecto Zeigarnik nos enseña es que para lograr una meta u objetivo hay que comenzar a trabajar en ello, no importa cómo o por dónde empieces, lo importante es comenzar para que, en la medida que nos involucremos más en ello, nos sea más fácil continuarlo.  

Por lo anterior, si entre tus objetivos financieros de principios de año te fijaste empezar a ahorrar e invertir para generar más ingresos y concluir el año con unas finanzas sanas y no lo lograste, no vale la pena angustiarse. Mejor empieza ya a establecer un plan de acción que te permita poner en orden tus finanzas y aprovechar el efecto Zeigarnik a tu favor.  

Toma en cuenta que éste no funciona si no existe una buena motivación para lograr tus objetivos, por lo que resulta básico fijarte metas de ahorro e inversión realistas y a diferentes plazos, para sentir que las vas alcanzando una a una.  

Recuerda que todo camino empieza por un primer paso y hoy en día no es necesario reunir un gran capital para iniciarte en el mundo de las inversiones, ya que el mundo Fintech ofrece alternativas, como M2CROWD, para poner a trabajar tu dinero a partir de pequeñas cantidades y con diferentes horizontes de inversión. Te invitamos a conocer nuestros proyectos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *