Una regla muy simple para comenzar tu plan de ahorro es la llamada regla de ahorro 50/30/20. ¿Sabes de qué se trata? Te explicamos.
Finanzas Personales

La regla de ahorro 50/30/20, ¿sabes de qué se trata?

Una regla muy simple para comenzar tu plan de ahorro es la llamada regla de ahorro 50/30/20. ¿Sabes de qué se trata?

¿No sabes a dónde va tu dinero cada mes? Es común perder noción de cómo y en que usamos nuestro dinero. Esto puede suceder debido a que no tienes una forma clara de distribuir y organizar tus gastos, y probablemente tampoco tienes un presupuesto bien definido al que te estés ajustando.

Si además de estas situaciones, sucede que no estás ahorrando parte de tus ingresos, tu salud financiera se encuentra en mal estado y debes comenzar a poner manos a la obra para corregir esto. Muchas veces sucede que tienes la disposición de comenzar un ahorro formal, pero te estancas por falta de información sobre cómo manejar tus ingresos o sin saber cómo reorganizar tus gastos.

En M2Crowd te explicamos en qué consiste la regla de ahorro 50/30/20, y verás que tu gestión del dinero será mucho más sencilla para comenzar a ahorrar.

Para comenzar

Toma el monto total de tus ingresos y divídelo en tres partes con los siguientes porcentajes: 50%, 30% y 20%. Cada parte la utilizarás de la siguiente forma:

50% para gastos básicos

Tus facturas fijas de cada mes es lo primero en lo que debes usar lo que ganas. Una vez tengas esto cubierto, será más sencillo controlar cuánto destinarás a los dos grupos siguientes. En los gastos fijos se ubican necesidades indispensables como alimentos, renta, servicios, educación y transporte.

Si al hacer las cuentas esta parte excede el 50% de tus ingresos, debes ajustar tus gastos para llegar a este número; recuerda que parte de empezar a ahorrar implica hacer cambios y sacrificios, así que velo por el lado bueno: a largo plazo tendrás más beneficios por esta acción.

Si a pesar de hacer recortes sigues excediendo el 50% en gastos fijos, ajusta los siguientes porcentajes de acuerdo con tu capacidad de pago, pero no abandones el plan, pues lo importante es crear el hábito de repartir tu dinero y destinar una parte al ahorro.

20% para el ahorro

Este dinero formará parte de tu ahorro. Una vez cubiertas tus necesidades básicas, será mucho más fácil tomar decisiones sobre cómo y en que usar el resto de tus ingresos; por eso, antes de  comenzar a gastarlo en otros asuntos no tan necesarios, es importante que tomes ese 20% y lo ahorres, o bien, como solemos recomendarte aquí, invertirlo.

Si sientes que es un porcentaje muy alto y no puedes ahorrar tanto al inicio, reduce el porcentaje del ahorro pero no lo elimines. Trata de mantenerte tan cerca como sea posible del 20%, y a medida que avances en tu plan de ahorro aumenta la cantidad hasta que llegues a este número, o incluso, puedas superarlo.

30% para gastos personales

En este punto, teniendo cubiertas las dos partes anteriores, ya puedes utilizar el restante para gastos no indispensables. En esta categoría entran viajes, salidas, ropa, hobbies, etc. A diferencia de los puntos anteriores, en este es importante no exceder el 30%, y que no utilices en esta categoría lo que vayas ahorrando al menos en el corto plazo.

Si a final del mes y después de repartir tus gastos tienes un sobrante de dinero, agrégalo siempre a la parte del ahorro, no a gastos personales.

Como puedes ver, se trata de una regla sencilla de entender y de implementar en tu vida para lograr un hábito de ahorro estable. También te ayudará a entender mejor tus gastos, ver posibles fugas de dinero y corregir malos hábitos para mejorar tus finanzas, sin privarte del todo de poder darte un capricho de vez en cuando.

Recuerda que estos porcentajes son establecidos como ideales, pero si sientes que alguno de estos no es suficiente, puedes ajustarlos de acuerdo a tu capacidad de pago y objetivos. Siempre que los distribuyas en el orden que te hemos contado, lograrás tener mejores hábitos de consumo y ahorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *