¿En qué invertir si tengo 20, 30, 40 o 50 años? Aquí una pequeña guía sobre recomendaciones de inversión según tu edad y momento de vida.
Inversiones

¿En qué invertir según tu edad?

Hace algunos años cualquier clase de inversión parecía lejana y ajena a aquellos que no fueran inversionistas o empresarios de profesión. Sin embargo, al paso del tiempo y gracias aún mayor al acceso a la información, se despejó aquel tabú haciéndolo ver como una práctica común que todos podemos llevar a cabo sin importar nuestro sexo, edad, vocación o ingresos.

Pero, ¿En qué invertir si tengo 20, 30, 40 o 50 años? Debemos  recalcar que no hay una respuesta correcta a esta pregunta, pues la inversión que hagas no debe ser exactamente igual a la que hagan todas las demás personas dentro de tu rango de edad, pues es normal que tu manera de pensar cambie conforme vayas creciendo. Es por esto que la inversión que hagas dependerá de los objetivos, responsabilidades, ingresos y ahorros que tengas al momento que decidas dar el paso hacía tu primera inversión, no obstante nosotros te ayudamos con esta pequeña guía sobre en que se recomienda invertir según tu edad:

Los 20 y nuestros primeros pasos

Usualmente durante la juventud se tiene pocos compromisos financieros lo que te permite tomar más riesgos en comparación de cuando una familia depende de ti o hay una hipoteca por pagar. Si nunca antes has invertido será importante que pierdas el miedo y aprendas sobre la marcha cuáles son tus respuestas ante ciertas preguntas como si te preocupa la inflación o si te quita el sueño que tu dinero pierda el cierto porcentaje de su valor.

Puedes comenzar invirtiendo en acciones o en pequeños fondos de inversión que te permitan entrar con módicas cantidades. Un ejemplo es el CETES, donde puedes invertir desde 100 pesos, aquí el gobierno mexicano es tu “aval” por lo que las inversiones son más seguras y aunque la tasa de interés no es muy alta, puedes generar dinero extra al invertir aquí.

Otro punto importante es continuar invirtiendo en tu educación y formación, recuerda que el conocimiento es una herramienta muy importante durante tu formación tanto profesional como personal, por lo que mayor preparación puede llevarte a obtener mejores puestos con mayores sueldos.

30 años, empezamos a trotar

A los 30 tus prioridades cambian, tus estudios están finalizados y tienes gastos más fuertes como una renta, hipoteca o un auto, por lo que tu capacidad de inversión bajará un poco, también puede que ahora estés más interesado en formar una familia. Sin embargo, si administras correctamente tus finanzas habrá espacio para invertir en algo redituable.

En este punto debes tener objetivos más definidos para comenzar la formación de tu patrimonio, a pesar de que el retiro aún suena lejano no es mala idea continuar invirtiendo en él, ahora en mayores cantidades que aseguren un buen monto del que puedas disponer en el futuro. Al tener gastos más fuertes ya establecidos es recomendable arriesgar menos y buscar fondos de inversión con un menor índice de riesgo.

40 años, hora de correr

En este momento de tu vida es probable que tengas algunas deudas y una familia a la cual mantener. Es el punto ideal para tener claro tu plan de retiro y empezar a invertir en serio en él. Durante estos años tus ingresos crecerán un poco más al igual que tus gastos, lo recomendable es crear un buen presupuesto que puedas respetar sin problemas.

Puedes considerar impulsar un pequeño negocio o poner en renta alguna propiedad que te de un ingreso extra a lo largo de lo que resta de tu vida. En los 40’s podrías apostar a tener una inversión que vaya 50% en bonos y 50% en acciones, de esta manera reducirás considerablemente los riesgos de tus inversiones.

50 años, baja la velocidad

A esta edad tus gastos comenzarán  a reducirse, es ahora cuando puedes destinar tu dinero a cosas personales como un seguro de gastos médicos, además es tiempo de dar el último empujón a tu AFORE, pues es probable que entre tus deseos se encuentre la jubilación. Evita riesgos, durante esta etapa puedes bajar la velocidad un poco y mantener las inversiones que ya tienes en lugar de invertir en nuevas.

60 y más, ¡A descansar!

Si llevaste a cabo un buen plan de inversión y de administración de tus ingresos para esta edad debes estar prácticamente libre financieramente hablando, de este modo no tendrás que preocuparte durante tu vejez. Esta es una buena edad para pensar en hobbies, cumplir sueños o concretar algún plan que se haya quedado a medias.

Deshazte de todos los riesgos y comienza a hacer los retiros pertinentes, mantén tu inversión en bonos y cada año retira entre un 4 y 5% de tu dinero, de esta forma podrás vivir sin presiones o preocupación respecto al dinero.

¡Ahora ya tienes una idea de como invertir dependiendo de tu edad! Recuerda que no debes seguir esto al pie de la letra, busca nuevas oportunidades, toma ciertos riesgos, al final solo tú sabrás que se adapta mejor a tu vida. Como último consejo debes tener presente que sin importar en qué momento de tu vida estés debes recordar que las decisiones económicas que tomes hoy te afectarán mañana, por lo que es de gran importancia hacerlo con consciencia.

No olvides revisar las opciones de inversión que M2CROWD tiene para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *