El 2020 fue un año de transformaciones para el sector inmobiliario, con grandes cambios en la forma de trabajo y adquisición de inmuebles
Mercado Inmobiliario

Enseñanzas de la pandemia este año para el sector inmobiliario

2020 fue un año de transformaciones para el sector inmobiliario, con grandes cambios en la forma de trabajo de desarrolladores, agentes y hasta en cómo adquieren las propiedades los compradores. Esta transformación se vio impulsada por la pandemia y la incertidumbre que trajo consigo.

Ante este complicado escenario, el sector inmobiliario demostró su resiliencia, y se adaptó para seguir adelante. Sin duda en 2021 veremos más cambios y movimientos, mientras la industria sigue con su recuperación, pero por lo tanto, en los últimos meses hemos aprendido nuevas enseñanzas derivadas de esta emergencia.

A continuación, te compartimos las que creemos pueden ser más útiles para tu aprendizaje.

Toda crisis es una oportunidad

Es cierto que se vivieron momentos de mucha incertidumbre durante las primeras semanas de la pandemia, pero con el paso del tiempo y la reactivación de actividades, hemos visto cambios positivos para la industria.

La demanda de vivienda se ha mantenido y el interés de las personas por invertir en inmuebles para proteger su dinero ha aumentado, por lo cual vemos un panorama prometedor para los siguientes años.

El esquema de inversión a través de crowdfunding sin dudas crecerá bastante tanto entre desarrolladores como entre el público inversionista.

Mientras que los primeros recurrirán a él para terminar de fondear sus proyectos sin interrumpir las obras, los usuarios inversores encontrarán en este sector una oportunidad sólida y segura de crecimiento para su capital, lo cual ayudará a estimular su crecimiento.

Transformarse para resurgir

El sector inmobiliario, especialmente los desarrollos de vivienda y comerciales, deben reenfocar sus modelos de negocio para alinearlos con las necesidades de un consumidor que cambiará sus hábitos y, mediante esta transformación, ser capaz de resurgir.

En este sentido, las constructoras deben buscar nuevas fuentes de financiamiento, medios para innovar en el mercado y la comercialización de los bienes, entender y adaptarse a los hábitos nuevos de los compradores, y explorar nuevas áreas en dónde invertir sus recursos.

Aprovechar la tecnología a nuestro favor

2020 fue el año de la digitalización masiva, sin lugar a duda. Aunque la transición fue más forzada que natural, los avances en la adopción de procesos remotos en toda la cadena de procesos han provocado que el sector comience a agilizarse y remodelarse para el bien de todos los participantes.

Desde el fondeo de proyectos, pasando por la comercialización y venta de los desarrollos, debemos aprovechar los avances en tecnología que permitan acelerar cada paso que sea posible, tanto a distancia como en los casos donde se deba realizar de forma tradicional. Vivimos un momento de aceleración al que vale la pena sacarle el máximo partido posible.

Las organizaciones del sector inmobiliario deberán definir una estrategia clara, que se articule con flexibilidad y agilidad, para hacer frente a la “nueva normalidad” y mantener su competitividad.

No se trata de un camino sencillo, pero tomando las decisiones correctas basadas en información actual, se podrán alcanzar resultados positivos para nuestra cartera.

No olvides revisar las opciones de inversión que M2CROWD tiene para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *