Una gran opción para iniciar el camino de unas finanzas sanas es desarrollar un presupuesto personal y aprovechar tu dinero inteligentemente.
Finanzas Personales

En este inicio de año, ¿cómo crear un presupuesto personal?

Una excelente opción para iniciar el camino de unas finanzas sanas es desarrollar un presupuesto personal, esto te dará una mejor visibilidad para conocer en qué estás gastando el dinero que ganas. El objetivo de realizarlo es revisar todos tus ingresos, identificar gastos innecesarios, reducir algunos y aprovechar tu dinero inteligentemente.

Enero es un excelente mes para empezar hábitos financieros saludables para mantener un orden con nuestro dinero y así tener una mayor tranquilidad que nos permita alcanzar alguna meta o manejar de manera adecuada los recursos económicos de los que disponemos.

¿Sabías qué? De acuerdo con la Condusef, sólo 4 de cada 10 personas adultas llevan un registro o presupuesto de sus ingresos y gastos y de ellas, más de la mitad lo hacen mentalmente. Y el 65% de los mexicanos pierden el control de su dinero, por no llevar un presupuesto.

Pero, ¿cómo realizar un presupuesto?

No necesitas ser un especialista en finanzas para construir uno, sólo es necesario recopilar toda la información de los ingresos y gastos que se producen durante un mes, es un lapso común donde se presenta la mayoría de los pagos a servicios.

En un cuaderno o documento de Excel o Word, donde mejor te acomodes, coloca dos columnas:

  • Ingresos. Todas las entradas de dinero que tengas y que percibes cada quincena o mes como sueldos, pensión, o dinero de algún negocio que tengas. 
  • Gastos. Son todas las salidas de dinero, se divide en gastos fijos, aquellos que se consideran indispensables como el pago de la renta, hipoteca, luz, agua, gas, comida, transporte, entre otros, y gastos variables, cambian conforme los gustos y actividades de cada persona, por ejemplo: la ropa, calzado, restaurantes, cine, teatro, etc.

Después de agregar al documento todas tus entradas y salidas, deberás sumar cada columna y a la suma de tus ingresos restarle tus gastos. Es momento de revisar que estos últimos sean menores a los primeros para evitar endeudarte.

Si, por el contrario, tus gastos superan tus ingresos, te encuentras en focos rojos, aquí es cuando debes analizar si vas a recortar algunos gastos o aumentar tus ingresos para tener un balance positivo en tus finanzas.

La finalidad de este ejercicio es saber cuánto necesitas de ingresos para satisfacer tus necesidades y gustos, o si se tienes que diseñar un plan para administrar mejor tu dinero. Además, podrás conocer tu capacidad de endeudamiento, esto significa, si puedes pedir un crédito o préstamo.

Recuerda que elaborar un presupuesto personal es algo sencillo que se debe incluir como un hábito práctico para controlar los gastos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *