Conseguir un equilibrio económico se refleja en nuestra salud financiera, esto se alcanza al tener una buena gestión de nuestros ingresos.
Finanzas Personales

¿Cuentas con salud financiera?

¿Te sientes abrumado por los gastos del día a día?, ¿sientes que no te alcanza para lo necesario?, o ¿qué sólo tienes el monto suficiente para llegar a fin de mes?, quizás es momento de revisar tu salud financiera.  

Conseguir un equilibrio económico se refleja en nuestra salud financiera, esto se alcanza al tener una buena gestión de nuestros ingresos tanto personales como familiares o empresariales. Al igual que un diagnóstico médico en el que se mide la salud del paciente, en un diagnóstico de salud financiera se revisa el bienestar económico de la persona, donde existen algunos aspectos fundamentales que siempre se deben de tomar en cuenta para mejorar nuestra situación económica: planeación, gasto, ahorro e inversión.

Sin embargo, el estrés financiero provocado por las deudas, ingresos y gastos tiene un impacto negativo sobre las personas. De acuerdo con el Reporte Bienestar Financiero México 2022, realizado por Invested, empresa de asesoría financiera, indica que los trabajadores pasan en promedio 14 horas y 51 minutos al mes preocupados por temas financieros en horario laboral y los temas que más les importan mes a mes son: el dinero 53.7%, seguido por le trabajo con 45.6% y por último la salud con 32.7%.

De igual forma, el reporte indica que el 52.93% de los entrevistados tenían estrés financiero, el cual repercute en sus actividades diarias; el 52% no sabe cuáles son sus gastos mensuales y el 40 % no tiene claridad sobre sus ingresos. 

Para evitar que nuestras finanzas personales se deterioren, te dejamos 6 consejos que te ayudarán a mantener una buena salud financiera:

  1. Establece un presupuesto mensual. Revisa tus finanzas de acuerdo con tus ingresos y gastos de un mes, esto te permitirá saber en qué y cuánto estás gastando tu dinero.
  2. Organiza tus ingresos. Un modelo sencillo para que manejes tu capital es la regla 50-30-20. Reparte tus ingresos inmediatamente de la siguiente manera: la prioridad es destinar un 20% a una inversión o ahorro, un 50 % a tus necesidades básicas y un 30% para tus gustos personales. Retira el dinero de inversión y ahorro desde el inicio, para evitar gastarte ese ingreso.
  3. Que el ahorro se convierta en un hábito. No sabemos cuándo estaremos en una situación de riesgo o emergencia. Los gastos no planeados deben tener un apartado propio, ya que esto te protegerá para atender cualquier urgencia médica, del hogar o del automóvil, sin ponernos en riesgo tu estabilidad financiera.
  4. Invierte.  Realizar inversiones a largo plazo te permitirá ver crecer tu dinero poco a poco, para en un futuro gozar de tranquilidad financiera para ti y los tuyos.
  5. Evita endeudarte. Antes de solicitar un préstamo o realizar alguna compra grande, siempre revisa cómo se encuentran tus finanzas. Recuerda que tus deudas deben de representar menos del 40% de tus ingresos para evitar sobreendeudarse.
  6. Prevé estafas y fraudes en línea, mantente alerta. Si tus deudas económicas te generan ansiedad, estrés y sientes que no hay salida, nunca consideres los préstamos informales que son caros. Cuidado si caes con usureros y sus intereses muy altos, ellos se aprovechan de la urgencia de la gente. Date tiempo para revisar cada deuda e investigar alternativas para liquidarlas.

Nunca sabemos cuando se presentará una crisis económica o emergencia, pero si podemos mantener unas finanzas saludables para que esas situaciones no afecten tanto a nuestra economía. Apóyate en estos consejos para tener una buena salud financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.