La educación financiera sirve para ayudar a tus hijos a prepararse para su futuro y fomentar buenos hábitos monetarios en ellos.
Finanzas Personales

Consejos para comenzar la educación financiera de tus hijos

El regreso a clases virtual de este año ha traído consigo muchos retos, entre los que encontramos balancear nuestro tiempo laboral con la atención a los niños para vigilar su educación financiera.

Dentro de esta dinámica, además de los temas académicos que van a llevar, una buena idea es comenzar también con la educación financiera de los más pequeños.

De acuerdo con la CONDUSEF, sólo el 30% de la población mexicana cuenta con educación financiera. Hábitos de ahorro, conocimiento sobre cuentas bancarias, inversiones, intereses y créditos, son temas que muchas personas no aprenden hasta su edad adulta, cuando deben hacerse cargo de sus propias finanzas.

Esta situación puede provocar muchos enredos si no se tienen bases sólidas o al menos las nociones básicas sobre temas financieros. Para ayudar a tus hijos a prepararse para su futuro y fomentar buenos hábitos monetarios en ellos.

Recomendaciones para iniciarlos en temas financieros

  1. Pon el ejemplo. El primer paso es mostrarles cómo maneja su dinero un adulto, los motivos de realizar ciertas acciones e indicarles el camino que deben seguir, por ejemplo, si debes ahorrar para comprar una nueva TV o planear las vacaciones familiares del siguiente año.

    Si tú mismo tienes dudas sobre cómo manejar ciertos aspectos de tus finanzas, puedes consultar nuestro blog para aprender más sobre finanzas personales.
  1. El valor del trabajo. Es importante que más temprano que tarde aprendan que el dinero no crece en los árboles o aparece por arte de magia. Explícales cómo te ganas tú el dinero y en qué consiste tu trabajo.

    Para incentivarlos en este aspecto, puedes ofrecerles una cantidad simbólica de dinero a cambio de que hagan alguna tarea extra en casa, como lavar el auto, pasear y bañar a la mascota o regar y cuidar las plantas.

    Lee: Formas originales para enseñar finanzas a los niños
  1. Comiencen a ahorrar. El ahorro es la base de unas finanzas saludables. Una buena forma de animarlos es fijar una meta para el ahorro, ya sea a corto o mediano plazo, como comprar un juego o juguete que les interesa.

    Para familiarizarse más con los instrumentos financieros, pueden abrir una cuenta de banco para niños, y así de paso eliminan la tentación de disponer del dinero antes de lograr la meta.
  1. Enseña a administrar. Con el dinero que obtengan de sus “domingos” o haciendo tareas en casa, enséñales que sin importar la cantidad que tengan, la clave se encuentra en cómo aprovechan cada peso.

    Tener un control de gastos y evitar gastos innecesarios son las bases para una administración correcta de su dinero.
  1. Empiecen a invertir. Finalmente, poner a trabajar el dinero para ellos es la clave para que se vuelvan financieramente independientes. La opción más sencilla y segura es abriendo una cuenta de CETES para niños, con un rendimiento fijo que los animará a seguir invirtiendo y aprendiendo cuando vean crecer su dinero. De esta forma empezarán a planear su futuro y ahorrar para él.

Estos son sólo los primeros pasos para colocarlos en el camino de las finanzas saludables. No subestimes su capacidad para entender estos temas, y te sorprenderás de ver lo rápido que aprenden para volverse responsables con sus finanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *