Inversiones

Conoce qué es gratificación diferida y cómo la puedes aplicar a tus finanzas

¿Has escuchado el concepto de gratificación diferida? ¿Por qué no darme “un gusto” hoy y aprovechar los beneficios de mi tarjeta para pagar a plazos? Disfrutar de la vida y el fruto de nuestro esfuerzo no está nada mal, sin embargo, la realidad es que lo que hacemos o dejamos de hacer hoy con nuestro dinero nos afectará de forma positiva o negativa con el tiempo.  

En este espacio insistimos mucho en el principio básico para el cuidado de tus finanzas: Gastar menos de lo que ganas. Lo anterior es importante ya que quienes lo aplican tienen la oportunidad de ahorrar e invertir, debido a que han desarrollado la habilidad de posponer la adquisición de un bien inmediato para contar con mayores beneficios a futuro. A esto la ciencia le llama gratificación diferida o aplazada, un concepto relacionado con el éxito, la buena salud, las finanzas y en general con las personas a las que les va bien en la vida gracias a que tienen autocontrol.  

¿Cuánto puedes aguantar sin comer un malvavisco?

El concepto de gratificación diferida se deriva del experimento Marshmallow Test realizado por el psicólogo de la universidad de Stanford Walter Mischel, el cual consistió en ofrecer  a niños de entre los 4 a 6 años la opción de tomar una golosina de su preferencia o esperar 15 minutos y recibir un dulce adicional. Catorce años después Mischel los buscó y observó, encontrando que el tercio de niños que lograron años atrás ser pacientes eran más competentes en casi todos los aspectos que se midieron y gracias a esa virtud les iba mejor que a los impacientes. 

Lo compro o no lo compro 

Según la ciencia, la gratificación diferida en las finanzas personales se traduce en postergar las decisiones de compra y no gastar más de lo que ganas. En un mundo donde estamos acostumbrados a querer tener todo de manera inmediata, este concepto puede resultar contrario a nuestros hábitos, ya que implica sacrificar algunos gastos regulares (como salidas a comer, ir a todos los estrenos del cine, vacaciones o comprar el último dispositivo móvil, etc) con la finalidad de generar ganancias a partir de tus ahorros para obtener a futuro algo mejor y, por lo tanto, unas finanzas sanas.  

Si eres de los que prefiere comerse “una golosina” en el momento, pero te interesa cuidar tu futuro financiero, te tenemos algunos tips para lograr diferir tus próximas gratificaciones:  

  1. Antes de realizar ese gasto, enfócate en lo que piensas, no tomes decisiones de compra por impulso. 
  2. Toma conciencia de tus ingresos y diseña tu presupuesto.  
  3. Apuéstale a tu “yo del futuro” y fíjate objetivos de inversión a corto, mediano y largo plazo.  
  4. Piensa en grande. Lograr esa gran meta a futuro te ayudará a mantener bajo control la necesidad de una gratificación instantánea con tal de conseguirla.  

Hay muchas formas en las que puedes lograr un mejor futuro financiero y la inversión es una de las maneras más recomendadas para convertir tu dinero en una fuente de riqueza. Te invitamos a conocer nuestros proyectos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *