El sector inmobiliario cambiará para sobrevivir al coronavirus. Pero, hay que analizar la parte positiva de estas transformaciones.
Mercado Inmobiliario

Cómo cambiará a mejor el sector inmobiliario tras el Covid 19

La crisis provocada por la pandemia del Covid 19 ha afectado a todos los sectores de la economía mundial, incluido el sector inmobiliario. En este artículo, veremos cómo cambiará la industria de los bienes raíces para sobrevivir al coronavirus. Pero, vamos a buscar la parte positiva de estas transformaciones.

Digitalización forzada y nuevas tecnologías

Los brokers inmobiliarios y las agencias deben abrazar las nuevas tecnologías para poder llegar a más público. El primer paso fue forzado, de trabajar en la oficina a hacerlo de forma remota desde casa.

A su vez, la manera de trabajar cambió para adaptarse al nuevo contexto. Por ejemplo, se han incentivado aún más las visitas virtuales a los inmuebles, tales como videos, imágenes en 3D o fotografías 360º.

Pero esta es solo la primera piedra de esta revitalizada confianza en las nuevas tecnologías, que también puede llegar al blockchain del Real Estate o a las inversiones en crowdfunding inmobiliario.

Nuevas modalidades de negocio

Además de los cambios de tecnología, también los profesionales inmobiliarios deben centrarse en cambios que quizás son más rentables a medio o largo plazo y dejar de pensar en el corto plazo.

Por ejemplo, las ciudades han quedado vacías de turistas. No hay quien tome un avión o quien pasee por una ciudad que no sea la suya. Es por ello, que los profesionales de los bienes raíces dedicados al turismo han tenido que cambiar su forma de trabajar.

Un buen método es cambiar su cartera destinada a los viajeros de modalidad de negocio. Tenemos el caso de una agencia española que ha cambiado sus inmuebles que antes eran exclusivamente para turismo a alquileres mensuales en Barcelona, una renta temporal más constante.

¿Qué han ganado con esta modificación? Pues una rentabilidad estable durante la temporada de crisis, quizás con una renta menor que los precios turísticos, pero con mayor durabilidad a lo largo del tiempo, sin necesidad de esperar a la vuelta de los viajeros.

En otras palabras, en esta crisis es vital aprender a planificar tu estrategia de corto, mediano y largo plazo. Cambiar justo en el momento clave es quizás de las mejores decisiones empresariales que un inversor pueda tener.

Ajustes de precios

Los precios medios se ajustarán. Esto quiere decir es que las escaladas de precios se moderarán. Primero porque las promotoras dejarán de construir. Además, los vendedores que no tengan una alta necesidad de liquidez retirarán sus inmuebles del mercado.

Ahora bien, la bajada de precios en el sector inmobiliario no será eterna, en cuanto las promotoras inmobiliarias reanuden su labor y coloquen nuevos activos en el mercado, los precios volverán a la normalidad. Y luego, los vendedores volverán a introducir sus bienes, en cuanto el mercado recupere los valores que ellos desean.

Inversiones extranjeras

Además del mercado nacional, las inversiones extranjeras también se van a ralentizar. Por lo menos mientras dure el confinamiento. Es un movimiento lógico de los mercados, que se retraen internacionalmente hasta que pase la crisis.

La compra-venta de inmuebles en el mundo volverá a su nivel normal poco a poco, y como en la citada agencia inmobiliaria en Barcelona, o en cualquier agencia del mundo, lo más inteligente es preparar su cartera para el próximo año.

¿Bajarán las inversiones en oficinas?

Por último, una consecuencia del trabajo en remoto es que las empresas o los empleados decidan continuar trabajando desde sus domicilios. Por ello, quizá esta bajada de precios afecte más, o incluso se mantenga, una vez superada la crisis en las oficinas y en los despachos de las ciudades.

Pero el lado positivo, es que el trabajo en casa puede provocar una revalorización de las residencias fuera de las grandes ciudades, llevando al inversor hacia otros puntos, más allá de los focos urbanos.

Como conclusión, la crisis del Covid-19 ha impactado y mucho en el sector inmobiliario. Tanto las inversiones nacionales como las extranjeras bajarán, pero es importante ver su parte positiva.

Cambiando la manera de trabajar o impulsando las nuevas tecnologías, se puede salir mejor, o por lo menos, no perder tanto durante este parón económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *