Otros temas

Aprende a detectar sitios y opiniones falsas en Internet

En un mundo digital en el que la información abunda, es fácil perderse y terminar consultando fuentes poco confiables y opiniones falsas cuando necesitamos contar con datos puntuales sobre un asunto que nos interesa.

Aunque muchos gobiernos, organizaciones y asociaciones civiles están trabajando por un Internet más seguro y, en la medida de lo posible, libre de noticias manipuladas, el mundo de la información digital es tan extenso como difícil de contener. Por lo anterior, y por tu seguridad, es importante que te fijes en la procedencia del contenido que consultas en Internet o redes sociales antes de dar por sentado que es real. A continuación te damos algunos claves que te ayudarán a detectar información falsa o poco confiable:

1. Seguidores falsos.

Los following bots, en sentido negativo, se utilizan en ocasiones para ganar popularidad o elevar su presencia en redes sociales de forma artificial. Para entender qué tan frecuente es su uso, se estima que un 5% de las cuentas de Twitter son bots, mientras que en Instagram también se cuentan por millones. En el caso de Facebook, tan solo en el primer trimestre del año pasado se borraron 583 millones de cuentas falsas.

Así que, si notas un crecimiento desproporcionado de seguidores, mensajes repetitivos o un perfil construido con descuido, es muy probable que se trate de un bot, sin embargo, para tener mayor certeza puedes recurrir a herramientas de análisis gratuitas como Twitter Audit y Social Rank (funciona para TW e Instagram) que te ayudarán a detectarlos.

2. Noticias falsas (Fake News).

La difusión de información falsa conlleva en ocasiones un gran peligro, ya que, además de que en algunos países ya se ha tipificado como delito, puede dañar de forma contundente la reputación de alguien, generar pánico o, incluso, ocasionar un accidente. Por ello, antes de difundir este tipo de noticias has un pequeño análisis: desconfía de los titulares llamativos, sorprendentes y tendenciosos (con faltas de ortografía y diseños poco comunes), examina la dirección web (las direcciones falsas son muy similares a las reales, pero con pequeños cambios), asegúrate que provenga de una fuente de confianza que ya conoces.

Alguna redes sociales como Facebook o Google han habilitado el botón de Fact Checking para que los usuarios certifiquen la veracidad de la información. Pero sobre todo, mantén una actitud crítica cuando leas una historia y comparte solo las noticias que te parezcan creíbles y respondan a los principios de veracidad y objetividad.

3. Opiniones falsas

En la era digital es muy común revisar las opiniones de los usuarios antes de contratar un servicio o adquirir un producto, sin embargo, esto se puede convertir en un arma de doble filo, ya que algunas veces podemos toparnos con reseñas y opiniones falsas que, lejos de orientarnos, nos pueden confundir. Por ello, es importante que pongas atención a: opiniones donde no se especifica demasiados detalles sobre el producto o servicio, calificaciones 5 estrellas o demasiado negativas, usuarios no verificados por algunos sitos, perfiles sospechosos donde el usuario no incluye foto ni su nombre real, revisiones seguidas y en un lapso muy corto de tiempo.

Existen algunas herramientas web como Fakespot o ReviewMeta que se especializan en destapar este tipo de engaños, donde solo tienes que copiar y pegar el enlace del comentario y esperar a que el algoritmo actúe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *